Inauguración COLECTIVA, Viernes 14 de diciembre: PABLO FUENTES / DIEGO SÁINZ / JESÚS ÁNGEL BORDETAS / CARLOS SEGURA

ImageImageImageImage

Anuncios

Corps Tectoniche / Hélène Crécent + Roberto Mollá / Hasta el 17 de Noviembre

La manera de abordar su trabajo es opuesta. La emoción contenida en los trazos de los que surgen los cuerpos, los brazos, los cabellos en los dibujos de Hélène y la tensión que éstos manifiestan en sus composiciones, contrastan con la meticulosidad científica con la que Roberto ubica formas geométricas y arquitectónicas en un espacio cuya concepción compite en relevancia con sus propias figuras. Y sin embargo, en ambos casos es determinante la relación que establecen los personajes con el entorno creado por ambos artistas, su interés por lo híbrido, y el uso controlado del color en sus obras. A partir de estas conexiones existentes entre ellos, se produce un acercamiento, fruto de la curiosidad por esa diferencia de formas de expresión, que les lleva a un encuentro basado en el respeto del espacio ajeno, que busca en su intervención una acción constructiva y una superación artística y personal a través de un diálogo formal y estético. Se adentran en el universo del otro creando un conjunto elegante y armonioso, que se traduce, finalmente, en dos dibujos a cuatro manos que evidencian la conclusión de esa conexión íntima.

UNUS MUNDUS / Ana Nuño

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La abstracción de Ana Nuño no es simple experiencia estética, no queda vacía de contenido, sino que es consecuencia directa de una concepción del mundo cercana a movimientos y teorías como la del Unus Mundus de Carl G. Jung. La energía de la que formamos parte, queda reflejada en sus obras, manifestándose en esa idea de unidad que se contrapone, inevitablemente, a la separación que domina la sociedad actual, centrada en la individualidad que demanda el Ego.

Sus creaciones nos conducen por el camino espiritual que emprenden esas corrientes, para alcanzar la felicidad a través del conocimiento, de la aceptación de la fugacidad como algo intrínseco a la naturaleza y al ser humano, huyendo de connotaciones negativas, y centrándose en los aspectos lúdicos de la existencia, haciendo uso de colores luminosos y vitalistas, mientras disuelve en sus composiciones la división entre el ser humano y el universo, dentro de un marco todavía fragmentado por la disociación.

Unidad y separación forman las posturas que se enfrentan en el interior de cada uno de nosotros, y en el caso de las obras de Ana, acaba imponiéndose la idea de pertenencia a un Todo constante, expresión de una realidad de la que todo parte y a la que todo retorna, y esa certeza es la que nos permitirá existir libre y plenamente el momento presente.

A partir del 21 de septiembre en Trentatres Gallery

Regina Quesada / Le primitif / jueves 14 de junio

Trentatres Gallery cierra su temporada con Regina Quesada, artista nacida en Valencia en 1978 donde prime- ro estudia Artes y Oficios en la especialidad de Ilustración y diseño y más tarde se licencia en Bellas Artes en la Facultad de San Carlos de Valencia. Presenta el jueves 14 de junio la serie LE PRIMITIF un conjunto de obras en las que la artista REGINA QUESADA se adentra en la búsqueda de la esencia primitiva del ser humano. El alma se materializa en esas bestias adormecidas que, desde una posición de recogimiento, comienzan a despertar de su letargo y aguardan su renacimiento, listas para encontrar su sitio en nuestra sociedad, pero guiándonos esta vez por el camino de la intuición, del instinto.
Siendo fiel a su forma de entender la vida, y a su reivindicación del valor de las emociones, su obra surge del subconsciente, fruto de la sensibilidad que se refleja en el gesto, en el trazo del dibujo, en la pintura, dejándo- nos como testigo la impronta de un momento. Su estética no nace de la meditación previa, sino del propio lenguaje que va desarrollando a través de constantes evoluciones que son el resultado de una continua experimentación con los materiales. El grafito, el óleo y la resina, le han llevado hacia unas tonalidades más uniformes, grises, verdosas, que definen las figuras en medio de un blanco impoluto, logrando así un trabajo limpio, sin artificios ni añadidos superfluos, que se revela en un sereno equilibrio compositivo.

Hélène Crécent en Trentatrés hasta el 10 de junio 2012

Visita la expo individual de Hélène Crécent, que tras un año y medio, vuelve a las paredes de la galería, si cabe, con más fuerza que nunca. 

Hélène Crécent

Inauguración sábado 5 a las 12:30h

Hélène Crécent. Inauguración sábado 5 de mayo a las 12:30h

Corps à corps, Etreintes, Instruments, Connexions,  L’esprit des mâles. Cinco series en las que, siguiendo el postulado del filósofo Michel Serres, referencia constante en la vida de Hélène Crécent, la artista se aleja de una autarquía artística y parte de lo personal para alcanzar lo universal. Explora esa fascinación por lo femenino en lo masculino, la ambivalencia, la dualidad entre ambos. Observa esa realidad no en busca de respuestas, sino tratando de captar su esencia y manifestarla. La sensualidad o la tensión en los cuerpos, emergen inevitablemente en sus composiciones. Su necesidad expresiva se traduce en sus obras mediante un lenguaje propio adquirido a través del hallazgo constante de nuevas formas que surgen de una gestualidad directa en el acto y como resultado de un estado de absoluta sinceridad ante el dibujo. Los objetos que coexisten con sus figuras, son símbolos que Hélène vacía de su significado convencional para apropiárselos, y que a su vez presta al espectador para que los reinterprete, dejando de esta manera sus obras abiertas a una experiencia artística completa.

Pablo Fuentes / CUBA (del 4 de abril al 2 de mayo)

“Poco después de poder ver somos conscientes de que también podemos ser vistos.”

Tras un viaje por Estados Unidos, el instinto de Pablo Fuentes le llevó a Cuba en 2010.

Puede parecer que la decisión fuera arbitraria, fortuita. Sin embargo, al observar las imágenes captadas, resulta difícil creer que no fuera fruto de la intuición, quizá no consciente pero sí voluntaria.

Sigue en su búsqueda de la ciudad como naturaleza muerta que han destacado otros autores en sus anteriores trabajos, pero ampliando esta vez la temática de sus paisajes, a los campos cubanos, atendiendo en cada escenario a esa luz que él define como especial, constante, sin cambios drásticos, pero que matiza a cada instante la atmósfera que le rodea.

Si la subjetividad del fotógrafo es intrínseca a la profesión, la permeabilidad de Pablo a las particularidades de los lugares que recorre, se hace evidente en este viaje por una Cuba urbana y rural, donde presente y pasado se confunden con facilidad, y en la que la imagen de un instante fugaz en la vida de sus habitantes, se combina necesariamente con el momento en el que son conscientes de nuestra presencia.

El testimonio de Pablo no es indiferente, sino que pasa a formar parte activa en sus fotografías, se hace visible en la composición.

En Cuba cobra sentido pleno la frase de John Berger. Vemos y somos vistos. La cámara capta miradas y sonrisas deseosas de ser captadas. El carácter irremediablemente sociable de la población, determina la relación del fotógrafo con sus modelos. Se acorta la distancia entre espectador y retratado, creando un juego de protagonistas donde se difumina el papel principal.

En sus retratos, no nos sentimos ajenos a la experiencia, sino que podemos apreciar la calidez que desprende cada uno de sus personajes, la tranquilidad con la que se detienen a devolvernos la mirada. Y por un instante, somos partícipes de una calma ajena al ritmo frenético de nuestras ciudades.

A través de una treintena de obras, Pablo Fuentes, invita a los espectadores a sumergirse en ese raro equilibrio que desprende la realidad cubana. Realidad que se hace visible al ser percibida por el objetivo de su cámara, y que cobra pleno sentido ante nuestras miradas. Desde el 4 de abril en Trentatres Gallery.

Irene Vivas (Valencia, 2 de Abril)